Encuentran a ciudadano con dos animales silvestres en área de amortiguamiento en Panamá Oeste

image_pdfimage_print

El Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) de Panamá Oeste y unidades de la Policía Nacional Ambiental, Rural y Turística, capturaron a un ciudadano durante un patrullaje, en el sector del Río Burunga, distrito de Arraiján, dentro del área de responsabilidad de Polígono de Tiro Emperador y Balboa Oeste del Ministerio de Ambiente.

El ciudadano fue sorprendido con armas y una mochila, que en su interior de este contenía dos animales silvestres sin vida. Según informó, Zuleyla Toribio Madrigal, jefa de la sección de Área Protegida y Biodiversidad de la Regional de Panamá Oeste, que los ejemplares corresponden a un ñeque macho (Dasyprocta punctata) y un conejo pintado hembra (Cuniculus paca).

Cabe resaltar, el ñeque y el conejo pintado, se encuentran protegidos por normativas ambientales como: Ley 24 de 1995, “Por la cual se establece la legislación de vida silvestre en la República de Panamá y se dictan otras disposiciones, en que su artículo 60 manifiesta lo siguiente “El bien jurídicamente protegido por esta ley es la vida silvestre, por tanto, se establecen disposiciones penales”.

El conejo pintado, se encuentra en la lista de las especies de fauna y flora amenazadas de Panamá, y se dicta otras disposiciones en la categoría vulnerable de extinción (VU). Un tipo es vulnerable cuando la mejor evidencia disponible indica que está enfrentando un riesgo de extinción alto en estado silvestre.

Dentro de la normativa del Ministerio de Ambiente, la actividad de caza está prohibida y debe cumplir con las restricciones, planes de manejo y monitoreo establecidos por la ley 21 de 2 de julio de 1997 (plan general de uso de suelo), la ley 1 de 3 de enero de 1994 (Ley Forestal de la República de Panamá), la ley 24 de 7 de junio de 1995 (Ley de vida silvestre de la República de Panamá) y la Ley 41 de 1 de julio de 1998 (Ley General de Ambiente).

Es esencial velar por el cumplimiento y aplicación de estas leyes para la protección, conservación, preservación y restauración del ambiente, así como el uso sostenible de los recursos naturales, incluyendo de la flora y fauna silvestre, indicó Toribio.

Subrayó,  que con la gravedad frecuente de estos casos de fauna silvestre, vemos la necesidad de reforzar la protección y aplicación de las leyes ambientales, con el fin de evitar la amenazada o disminución en la distribución natural dentro del territorio nacional de Panamá de estos ejemplares, mencionó la funcionaria.

Enfatizó, que en el lugar donde se suscitó el hecho, fue en el sector Río Burunga, un sitio forestal agroforestal no asignado, que se encuentra en el área de amortiguamiento a la zona de impacto o bélicamente contaminada, custodiada por el Ministerio de Ambiente a través del personal asignado a los Polígonos de Tiro de Emperador y Balboa Oeste. Es un área que es prohibida la caza y otras actividades que van en contra de las normativas ambientales vigentes.

Vuelve al inicio