1

Comunidades dentro del Plan Colmena en Veraguas incrementan la resiliencia ante el cambio climático    

 

El Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), implementó el proyecto “Incremento de la resiliencia de familias al cambio climático mediante la restauración de paisajes agroforestales productivos con soluciones basadas en la Naturaleza” con más de 16 familias de “comunidades colmenas” del corregimiento El Picador en el distrito de Cañazas, provincia de Veraguas.  

Este proyecto contó con dos componentes esenciales: El primero consistió en restaurar aproximadamente de 14 hectáreas de suelos degradados y aumentar la resiliencia ante el Cambio Climático  a través del mejoramiento sistemas agroforestales para contribuir a la reducción de la vulnerabilidad climática en la comunidad;  el segundo componente se enfocó en capacitaciones para incrementar el fortalecimiento de capacidades de 16 familias en resiliencia con mecanismos de adaptación y mitigación al cambio climático mediante el conocimiento en soluciones basadas en la naturaleza.

Para concretar acciones claves, se realizaron reuniones y talleres de capacitación para el establecimiento del plan de trabajo participativo y cronograma de visitas de campo; con una instrucción de sistemas agroforestales, así como también de establecimiento de acuerdos de trabajo, sensibilización sobre construcción e importancia ambiental de las estufas ecológicas.

También se logró la sensibilización de 200 personas, entre esas 82 mujeres y 118 hombres y miembros de las 16 familias de beneficiarios directos del proyecto de las comunidades de La Purísima, El Boclé, Buena Vista, Río Piedra y Tierra Cortada todas del corregimiento del Picador, distrito de Cañazas.

Otras de las actividades complementarias que se dieron en el transcurso de la ejecución del proyecto fue la construcción de dieciocho (18) estufas ecológicas o ahorradoras de energía, en las comunidades de Boclé, Buena Vista, Tierra Cortada, La Purísima y Río Piedra, todas en el corregimiento de El picador, distrito de Cañazas, en apoyo a las familias beneficiarias directas del proyecto en el mejoramiento de la calidad de vida y con el objetivo de reducir la presión hacia los pocos reductos de bosques existentes.

También se construyeron y entregaron tres estufas en escuelas primarias de Boclé, Buena Vista y Tierra Cortada donde se beneficiará la población estudiantil en la preparación de sus alimentos.

Finalmente, mediante la técnica de aprender haciendo, se logró transferir el conocimiento de la construcción de la estufa ecológica a las familias beneficiarias.

Este proyecto presentó retos importantes ya que fue ejecutado durante la Pandemia del COVID-19, a pesar de ello se logró la meta contemplada con acciones concretas en estas comunidades vulnerables, donde los beneficiarios y los medios de vidas han mejorado mediante el fortalecimiento de las capacidades, la cual contribuye a un desarrollo sostenibles, donde otras comunidades aledañas pueden aprender y replicar las buenas prácticas ambientales implementadas en este sector.