esen
0
0
0
s2smodern

marco 3

Ciudad de Panamá, 20 de noviembre de 2014. Un grupo compacto y diverso de actores clave, conformado por representantes de gobierno, campesinos, indígenas, 
afrodescendientes y del sector privado; estuvieron presentes los días 18 y 19 de noviembre en el último taller de escucha activa, con el objeto de compartir las diferentes visiones sobre cuál es la situación actual del bosque en Panamá. Este encuentro sirvió de punto de encuentro de los actores, con miras a la elaboración de la Estrategia Nacional de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques de Panamá.

El taller dio inicio con la intervención de Emilio Sempris, subadministrador de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), quien expresó la necesidad de generar iniciativas para recuperar el bosque, al brindar las palabras de fondo del encuentro.

Sempris señaló, que el programa ONU-REDD se enmarca dentro de las iniciativas mundiales orientadas a la mitigación y adaptación al cambio climático y tiene como objetivo impulsar y fortalecer capacidades que conduzcan a la gestión forestal sostenible.

Además, el subadministrador destacó, que el actual Gobierno, dentro de su agenda ha puesto el tema de cambio climático como prioridad y, para ello se organizan planes y acciones que incluyen la consulta y la sensibilización de la población sobre medidas de adaptación en cuanto al tema. “A su vez se busca robustecer el modelo de gestión ambiental del país a partir del consenso con todos los sectores de la sociedad”, recalcó Sempris.

Seguidamente, Gisele Didier, Oficial del Programa del PNUD, detalló en una presentación los resultados del proceso de escucha activa con organizaciones e instituciones públicas y privadas, comunidades campesinas y comunidades afrodescendientes que corresponde a la primera fase del Plan de Participación Pública del Programa ONU-REDD Panamá. Por su parte, Cándido Mezua, presidente de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), explicó los avances de la consulta que se realiza en pueblos indígenas utilizando la metodología Balu Wala.

En tanto, Rosilena Lindo, Coordinadora de la Unidad de Cambio Climático de la ANAM, presentó el Marco Conceptual de ANAM para la Estrategia Nacional REDD+ y manifestó su agrado en escuchar a los actores que forman parte o tienen incidencia en la gestión de desarrollo de la Estrategia Nacional REDD+, a fin de recabar un flujo de expectativas y necesidades que permita contar con una herramienta que se identifique con el país y que sea cónsona con las necesidades de la población en materia ambiental.

Lindo también manifestó, que por otro lado, Panamá ya se prepara para desarrollar la Estrategia Nacional de Cambio Climático, que tiene como prioridad la adaptación de los esquemas económicos hacia los impactos ambientales, para poder generar un desarrollo básico en bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

Durante el taller, cada representante tuvo la oportunidad de exponer los problemas del bosque que se reflejan en cada región y, debatieron sobre las posibles soluciones, contribuyendo así con diferentes aportes y recomendaciones para tratar en la próxima Mesa Nacional REDD+.

Es preciso destacar, que en este taller participaron autoridades como: el Viceministro de Asuntos Indígenas, Irene Gallego y, el Representante Residente Adjunto de las Naciones Unidas en Panamá, Fernando Hidalgo.

Esta iniciativa de participación fue organizada por el Programa Nacional Conjunto ONU-REDD (PNC-ONU-REDD), conformado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y, las agencias de las Naciones Unidas como el Programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en los terrenos de la Granja San Judas Tadeo, ubicada en Nuevo Emperador, distrito de Arraiján.

D.S. /LDL