Spanish English French Hungarian Norwegian Portuguese

SOBRE REDD+PANAMÁ

La experiencia del PNC ONU-REDD en Panamá trajo resultados positivos al terreno de las salvaguardas REDD+, ya que logró consolidar la visión de la importancia de las salvaguardas dentro del proceso REDD+. Esto se ve reflejado en la serie de avances en procesos relativos y documentos técnicos, producto de los esfuerzos realizados en el marco del PNC ONUREDD, con los que Panamá cuenta actualmente y que serán de gran utilidad para informar las medidas que el país adoptará a fin de dar cumplimiento a los requerimientos internacionales en materia de salvaguardas REDD+.

Estos documentos pueden ser consultados en el siguiente link:

 

La iniciativa REDD+ Panamá, que apunta a contribuir a la reducción de emisiones por deforestación y  degradación de los bosques nacionales, que se desarrolla como parte de las actividades de mitigación de la Unidad de  Cambio Climático de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y cuenta con  los siguientes objetivos:

  1. Impulsar y fortalecer las capacidades nacionales para el manejo forestal sostenible.
  2. Conservar y restaurar los bosques naturales en beneficio de las comunidades rurales.

La implementación del la estrategia de  REDD+ se realiza en tres etapas: la primera es la etapa preparatoria centrada en la elaboración de la Estrategia Nacional REDD+; la segunda consiste en la implementación de la Estrategia Nacional REDD+ orientada a la creación de capacidades y la implementación de políticas, medidas y pagos por la reducción de emisiones; y la tercera que continuará con la implementación de la Estrategia Nacional REDD+ en el contexto de un desarrollo con bajas emisiones de carbono y realizar pagos por las reducciones y remociones comprobadas de emisiones.
La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en su rol de institución nacional a cargo de la preparación de Panamá para un proceso REDD+ desde el año 2008, atiende y coordina las diferentes iniciativas internacionales que brindan al país apoyo técnico y financiero, identificando sinergias y complementariedad entre ellas. En este sentido, se inició un proceso de sensibilización y desarrollo de capacidades para funcionarios y voluntarios ambientales en materia de cambio climático, bosques y REDD+; como una contribución al fortalecimiento de capacidades a nivel de las diversas oficinas regionales de la ANAM.

En el año 2010 se firmó el documento del Programa Nacional Conjunto ONU-REDD (PNC ONU-REDD) que dio inicio a la etapa de preparación de REDD+ Panamá. El Programa de colaboración de las Naciones Unidas para reducir las emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques en países en desarrollo (Programa ONU-REDD) fue lanzado a nivel global en 2008, como un esfuerzo para la adopción de una estrategia internacional de mitigación del cambio climático y la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal en los países tropicales, apoyar el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono. Panamá, entendiendo la importancia e impacto de este programa, desde el año 2008 fue uno de los primeros países piloto en formar parte de esta iniciativa. Con la firma del documento de proyecto en 2010, se movilizaron USD 5.3 millones de dólares para los elementos clave para la puesta en marcha del mecanismo REDD+, que incluían la elaboración de una Estrategia Nacional REDD+, el establecimiento de niveles de referencia de emisiones forestales, la existencia de un sistema nacional de monitoreo forestal; y un sistema para reportar sobre la forma en cómo se atienden y respetan las salvaguardas ambientales y sociales.

En el marco del PNC ONU-REDD se han elaborado una serie de estudios y análisis sobre las causas de la deforestación en Panamá, aspectos legales para proyectos REDD+, los costos de oportunidad, los escenarios futuros y beneficios múltiples; así como un diagnóstico participativo y diseño de módulos de capacitación sobre REDD+, diseño de la estrategia nacional REDD. También ha sido posible el diseño de un sistema nacional de inventario y monitoreo forestal y de carbono y la elaboración del mapa de cobertura y uso de la tierra, este último con colaboración financiera del Proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) con fondos del Banco Mundial.  

En el año 2012 se conformó la Mesa Nacional REDD+, con instituciones públicas, sociedad civil, pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos y otros actores clave. En septiembre y diciembre de 2012 se realizaron dos talleres de la Mesa Nacional REDD+, que incluyeron sesiones de trabajo previas en temas de Monitoreo, Medición Reporte y Verificación (MRV); asuntos institucionales económicos y sociales; acciones tempranas; y de comunicación y capacitación.

En junio de 2012, el Programa ONU-REDD Panamá, comenzó a recibir notas de disconformidad por parte de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), socio importante en la ejecución, las cuales culminaron en febrero de 2013 con su retiro del programa, denunciando irrespeto a los derechos indígenas, y falta de garantías para la plena y efectiva participación de los pueblos indígenas. Como respuesta a las mismas se llevó a cabo un proceso de revisión en dos etapas (i) una investigación independiente de las denuncias, y (ii) una evaluación de medio término del programa.

Los resultados de la investigación se hicieron públicos en junio del 2013 , la misma  concluyó que, si bien no hubo violaciones de los derechos humanos por parte del PNC, hubo fallas en el establecimiento de un proceso participativo adecuado con funciones y responsabilidades claras, lo que dificultó la posterior inclusión de los pueblos indígenas en la ejecución de las actividades .  Estos resultados fueron presentados a la 10ª Reunión de la Junta Normativa de ONU-REDD en Lombok, Indonesia. En la misma, la ANAM planteó el compromiso de continuar con la preparación e implementación del Programa ONU-REDD Panamá y propuso a COONAPIP presentar una nueva propuesta para trabajar en conjunto con el Programa ONU-REDD en Panamá; mientras que los representantes de COONAPIP aceptaron reanudar el diálogo con el Gobierno de Panamá.

Durante el segundo semestre de 2013 se realizó la Evaluación de Medio Término del Programa, la cual concluyó con 10 recomendaciones que fueron analizadas por el equipo de ANAM y de agencias de Naciones Unidas (PNUMA, PNUD y FAO), en base a las cuales se preparó una Propuesta de Reformulación del Programa. La misma fue compartida, discutida y revisada con técnicos de pueblos indígenas y al final se incorporaron actividades específicas de crucial importancia para su participación en el Programa ONU-REDD+ Panamá.

A lo largo de los seis meses de reorganización del programa (junio-diciembre 2013) el Programa ONU-REDD- Panamá apoyó plenamente las acciones del proceso del diálogo entre ANAM-COONAPIP, de cara a la reanudación del PNC ONU-REDD+ Panamá. Los resultados fueron presentados a la 11ª Reunión de la Junta Normativa de ONU-REDD en Ginebra, Suiza, en diciembre de 2013, por parte de los representantes del Gobierno de Panamá y de la COONAPIP, y la misma concluyó con el levantamiento de la suspensión de actividades del programa y la aprobación de la extensión sin costo hasta junio de 2015

El gobierno de Panamá se comprometió a apropiarse y llevar adelante las actividades de la Propuesta de Preparación de REDD (R-PP), utilizando los mecanismos de coordinación interinstitucional, con la participación de los actores clave bajo el esquema de valores de igualdad, transparencia y respeto.  Para ello, se cuenta con un Plan de Participación Pública (PPP) diseñado para la elaboración de la Estrategia Nacional REDD+, cuyo eje conductor es la participación concebida como un proceso de construcción colectiva, cuya primera fase es  el proceso de comunicación y consulta llamado “Escucha Activa” con los afrodescendientes, las comunidades campesinas, y las organizaciones e instituciones públicas privadas y sociales vinculadas con la gestión del bosque, en el que tienen un papel central y diferenciado los pueblos indígenas. Se acordó con COONAPIP los elementos metodológicos e instrumentos financieros para que el proceso de consulta en los pueblos indígenas sea autogestionado y basado en el pleno respeto a sus  autoridades tradicionales y formas de participación ancestrales.  Además, se realizaron reuniones de coordinación para el proceso de consulta con COONAPIP y las comarcas que no participan en COONAPIP (Guna Yala y Madungandí) incluyendo el Vice- Ministerio de Asuntos Indígenas.

El 28 de marzo de 2014, los representantes de la COONAPIP, congresos y consejos tradicionales, y la ANAM firmaron un Memorando  de Entendimiento, con duración de cinco años, cuyo objetivo es el establecimiento de acciones de colaboración orientadas a la construcción de una agenda nacional ambiental más amplia que REDD+, así como los mecanismos de coordinación y cooperación necesarios para facilitar los procesos que conduzcan a una atención integral de las necesidades y los temas vinculantes entre las partes.  Además contempla  la consecución de financiamiento nacional e internacional para facilitar el cumplimiento de las actividades.

Durante el primer semestre de 2014, se han dado avances significativos para el programa, consecuencia del restablecimiento de las relaciones con los Pueblos Indígenas y la reformulación del mismo. En cumplimiento del plan de trabajo anual y las metas trazadas, orientadas a la obtención del Borrador Avanzado de la Estrategia Nacional REDD+ Panamá en diciembre de 2014, se trabaja en cuatro componentes básicos para la preparación de REDD+, para los que reportan los siguientes avances:

  1. Organización, consulta y participación; incluyó la revisión e identificación de los actores clave, el proceso de Escucha Activa, y la reactivación de la Mesa Nacional REDD+. Se han  completado tres de los cuatro canales diferenciados de escucha activa: a) organizaciones públicas, privadas, sociales, universidades y centros de investigación; b) comunidades afrodescendientes; c) comunidades campesinas. Se cuenta con los diagnósticos de la situación del bosque en Panamá y prioridades para políticas futuras.  El cuarto canal correspondiente al proceso de consulta de los pueblos indígenas está en ejecución. Además, se han apoyado las capacidades de COONAPIP en la gestión de recursos, reporte y contratación de personal técnico, al tiempo que se han cumplido dos etapas del proceso de desarrollo de capacidades institucionales  conjuntamente con la ANAM. (Informe Semestral de Comunicación y Desarrollo de Capacidades,1er semestre, 2014)A la fecha, se está actualizando la página web de la ANAM que contiene información sobre Cambio Climático, incluyendo los avances de REDD+.
  2. Marco operacional para la Estrategia Nacional REDD+; en este tema se ha avanzado en la discusión de insumos técnicos tales como: análisis de deforestación histórica y escenarios futuros; resultados preliminares sobre costos de oportunidad y escenarios de políticas REDD+, flujos de ingresos y articulación de los beneficios múltiples de los bosques para opciones de estrategia.
  3. Niveles de referencia/niveles de emisiones de referencia (RL/REL) para revisiones periódicas; se elaboraron escenarios inerciales y otros que incluyen el impacto de proyectos de infraestructura sobre cobertura boscosa como insumo para discusión de circunstancias nacionales que puedan ameritar ajustes a los promedios históricos de deforestación a ser usados para RL/REL. Se analizaron opciones metodológicas para elaborar mapa de cambios históricos de cobertura boscosa y generar matrices de transición, y se inició adquisición de imágenes satelitales.
  4. Sistema Nacional de Monitoreo Forestal (SNMF); se  presentó el mapa de cobertura y uso de la tierra 2012 y se puso a disposición pública en la página Web de ANAM, a través de un  visualizador parte del geoportal del SNMF, que permite en forma muy sencilla e interactiva,  manipular y analizar zonas de interés para el usuario.  Además se completó el 50% de la fase piloto del Inventario Forestal y de Carbono, y se avanzó el proceso para el levantamiento de información de campo con empresas forestales y ONG, tanto indígenas como no indígenas.

Adicionalmente, como país miembro del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Panamá participa, a través de la ANAM, en el Programa REDD/CCAD-GIZ, ejecutado por la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) con la Agencia de Cooperación Alemana GIZ (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, por sus siglas en alemán). En el marco de este programa se desarrolla un proyecto piloto que involucra a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y que incluye actividades REDD+ en la Cuenca del Canal. Este proyecto se encuentra en etapa de preparación para la implementación y coordina actividades con el PNC ONU-REDD Panamá con la finalidad de crear sinergias y complementar las actividades que se desarrollan en el nivel nacional.

Recientemente la Organización Internacional de Maderas Tropicales (OIMT) aprobó un proyecto sobre Gobernanza Forestal en la provincia de Darién para fortalecer la gestión de manejo sostenible de bosques con los pueblos indígenas.

Por otro lado, la ANAM hace gestiones para facilitar el establecimiento de proyectos piloto REDD+ en el contexto del mercado voluntario, participa en procesos de cooperación Sur-Sur en temas REDD+ para Mesoamérica, y colabora en temas científico-técnicos de REDD+ con instituciones de investigación y enseñanza como el Smithsonian Tropical Research Institute (STRI), McGill University y Carnegie Institute of Technology, entre otras.

Recientemente, se recibió solicitud por parte de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), con la finalidad de considerar el área protegida privada de Punta Patiño en Darién como proyecto piloto REDD+, la cual fue aceptada por la ANAM.

También, la ANAM promueve una iniciativa legislativa para elevar esta institución a Ministerio de Ambiente, lo que permitirá el fortalecimiento de la gestión sostenible de los recursos forestales. De igual manera, evalúa una propuesta de Ley Forestal que busca fortalecer la institucionalidad del sector forestal a través de una gestión eficiente y eficaz de comando y control orientada a mejorar el manejo sostenible de los bosques, la recuperación de tierras degradadas  y la conservación de las cuencas hidrográficas. La inclusión de la Regencia Forestal contemplada en esta Ley, contribuirá significativamente a la implementación del MRV.

Desde agosto 2014, la empresa privada y ONG´s nacionales promueven la iniciativa de reforestar un millón de hectáreas en 20 años, denominada “La Alianza del Millón”, para la cual, el gobierno nacional firmará su respaldo a esta iniciativa el 15 de octubre de 2014.

En septiembre de 2014, el Comité Nacional de Cambio Climático que incluye representantes de la empresa privada, instituciones públicas y ONG´s, llevo a cabo un taller para la actualización de las negociaciones sobre Cambio Climático y REDD+ con miras a la COP 20 en Lima, Perú y la COP 21 en París, Francia.